Lifestyle,

I Am Not Hungry Anymore

creatividad

Hace mes y medio cumplí 1 mes de regresar a Instagram y les escribí un post muy extenso de por qué estuve ausente tanto tiempo, cómo me sentía y todo el proceso que he estado viviendo este año. Este post es su continuación.

Hay días en los que despierto sintiéndome raro, hay días en los que a pesar de haber estado todo normal —a veces días excelentemente buenos— simplemente no puedo dormir y debo tomarme mis magic pills… estoy súper consciente de que la ansiedad JAMÁS se va a ir completamente. I just deal with it.

Siempre hay cosas en la vida y situaciones en el día a día que me dan para abajo, es inevitable, pero he trabajado demasiado en cómo reacciono ante ellas para que no me afecten.

TE PODRÍA INTERESAR: “THE STATE OF DREAMING”, POST SOBRE CÓMO LAS REDES SOCIALES DISTORCIONAN NUESTRA REALIDAD CON LA IDEA DE PERFECCION QUE PROMUEVEN.

Soy una persona más feliz ahora. Si alguno de estos días, algo o alguien toca algún nervio que detone mi ansiedad o me haga sentir triste enfoco mi energía en cosas positivas y todo lo malo disminuye.

Estoy consciente de que nadie es perfecto y trato de ser lo más real y abierto posible en social media sobre estos temas.

No soy médico, psicólogo ni experto en el tema pero yo lo viví y estoy abierto al dialogo con gente que pueda estar pasando por alguna situación similar y quizá no tenga con quién hablar. Salir de tu zona de comfort no es nada fácil, se necesita ser muy valiente.

Con mi regreso a Instagram y mi modo de hacer contenido ahora me han llegado más haters. Antes me hubiera afectado muchísimo y estoy segurísimo de que mi situación hubiera empeorado.

Quisiera que todos fueran más humanos y más sensibles a los sentimientos de esas personas de las que emiten una burla o una crítica… Intento que mi vida sea lo más normal posible sin importar ni dejarme llevar por lo que la gente pueda decir u opinar sobre mí. Es cuestión de actitud.

Ahora más que nunca amo lo que hago. Muchos dirán que no es un “trabajo real” pero para mí lo es. Lo siento en mis huesos, lo voy lograr y un día se lo demostraré al mundo entero.

Todas las etapas que he pasado desde que abrí mi blog han sido parte de un proceso de creatividad y self-love que es indescriptible porque es muy interno y personal y escribirlo es un ejercicio liberador.

El clímax de mi proceso fue dejarme de comparar con otros y empezar a hacer lo que se me dé la gana dejar fluir mi creatividad al máximo. Nada me llena más que ver en mi feed fotos, outfits, poses (y ahora videos por IGTV) que siempre había divagado con hacer y no me atrevía.

La técnica mejora con el tiempo y nada llega por sí sólo, you’ve got to put yourself out there. Mientras me comparara con otros nunca iba a dar el paso para hacerlo yo mismo. Ahora sólo me comparo conmigo mismo para mejorar cada día en lo que hago.

Aunque un día puedo despertarme e ir a trabajar a una oficina, recibir ordenes y quedarme hasta tarde trabajando, yo elegí otro camino, al cual sigo aferrado y no voy a perder nunca la esperanza. Sólo yo y la vocecita en mi cabeza que me da ideas que pronto encontraré el modo de llevar a cabo, cada vez mejor y con más seguridad en mí mismo.

El valor de mi trabajo, una vez cargado y listo para que el público lo vea, no cambia si le dan like 1000, 5000 o 3 personas. Incluso si nadie lo viera ya no me importaría porque todo lo que subo lo hago yo y estoy orgulloso de atreverme a hacerlo, los haters y las burlas no me importan ya y los comentarios positivos los agradezco con el alma.

Antes era diferente, tenía esta ambición y obsesión por la fama (irónicamente mi plataforma se llama STREET FAME) y quería likes y un reconocimiento que, al final, nunca era suficiente y la sensación de éxito duraba muy poco.

Es más grata y completa la sensación de ser yo mismo y estar feliz y seguro de mi contenido y de cada vez explotar más mi creatividad, que es la que me lleva a hacer las cosas y sentirme pleno, a mi manera.

Los likes, los followers… todo es una falacia. Si te los quitan te quedas vacío, en cambio tu personalidad y tu creatividad; eso que es lo que te hace único, permanecerá contigo siempre. No puedes medirla ni definirla por un número, es absurdo y banal.

Sé que un día la sociedad va a cambiar. Si por ser tú mismo y hacer y decir las cosas que te gustan y te apasionan te van a decir “inventada”, ignoralos. No seas igual que ellos. Todos somos libres de vivir la vida como nos gusta y quizá sólo sean personas que reprimen sus ganas de hacer lo que tú haces por los mismos miedos que tú ya venciste y superaste para poder hacerlo. Be kind.

Pako C.

0no comment

writer

Always wearing denim and taking cool pics for my blog. THESTREETFAME.COM

Leave a Reply